contrato de arras

Cuando se acuerda entre vendedor y comprador las condiciones y el precio de compra-venta es habitual firmar un contrato de arras. El contrato de arras se firma, generalmente, para dar tiempo a la parte compradora o a la parte vendedora sabiendo que la vivienda la tiene reservada mientras por ejemplo, el comprador solicita financiación, revisa toda la documentación de la vivienda o la vendedora pone en orden algún trámite necesario para poder ejecutar la compraventa ante notario.

Existen tres tipos de arras

Arras penitenciales o de desistimiento:

  • Son reguladas en el artículo 1454 del código civil.
  • Cantidad indemnizatoria prefijada en caso de desistimiento.
  • En caso de incumplimiento la cantidad a indemnizar no está prefijada.

Es decir, si el comprador desiste de su obligación contraída quedara  regula por el artículo 1454 del código civil, que establece que la parte compradora perderá la cantidad entregada o tendrá derecho a percibir doblada dicha cantidad si quien desistiese fuera la parte vendedora.

Para el supuesto que fuera por incumplimiento de contrato, en lugar de por desistimiento, en ese caso la indemnización no estaría prefijada.

Cabe destacar que no podría resolverse la indemnización de forma unilateral si la causa es por incumpliendo de contrato, es decir, si no hay acuerdo entre las partes, la propiedad quedaría bloqueada y por tanto no se podría vender hasta que se resolviera por otras vías.

Arras penales:

  • Son reguladas en el artículo 1152 del código civil.
  • Cantidad indemnizatoria prefijada en caso de incumplimiento.
  • En caso de desistimiento la cantidad a indemnizar no está prefijada.

Es decir, a diferencia de las arras penitenciales, estas sí regulan el incumplimiento, pero no el desistimiento por lo que no estaría prefijada la cantidad a indemnizar a la parte perjudicada. Como ocurre en el caso anterior, tendrá que ser resuelto de mutuo acuerdo, si no se llegara a un acuerdo mutuo, las partes tendrían que resolverlo mediante la vía judicial o de arbitraje para los supuestos en que las partes se hayan sometido previamente. Hasta que no se resuelva el contrato, la vivienda quedaría bloqueada, por tanto, no sería posible su venta.

La cantidad prefijada para el caso de incumplimiento sería la siguiente: la parte compradora perderá la cantidad entregada o tendrá derecho a percibir doblada dicha cantidad si quien desistiese fuera la parte vendedora.

Arras confirmatorias:

  • No está regulada.
  • No hay cantidad prefijada en caso de incumplimiento ni tampoco de desistimiento.
  • Se puede obligar a la parte contraria a ejercer la obligación contraída.

La esencia de estas arras viene dada por la interpretación que se le hace, ya que son un adelanto del precio de compra. Para el supuesto de que una de las partes incumpla o desista de su obligación contraída, la parte contraria podría exigir a la otra que cumpla lo acordado.

Por este motivo no está prefijada la indemnización para el caso de  incumplimiento ni tampoco para el de desistimiento.

Como en los casos anteriores si no hay acuerdo mutuo, la propiedad no podrá venderse al quedarse bloqueada a la espera de un laudo arbitral o sentencia judicial, dependiendo del caso.

 Tipos de arras, en vídeo

A veces nada es más sencillo que una explicación didáctica en vídeo.

¿Por qué debería hacer el contrato a través de una agencia inmobiliaria con respaldo jurídico?

Las inmobiliarias son gestionadas por agentes inmobiliarios que en ocasiones tienen más formación jurídica que en otras. El conocimiento jurídico es parte esencial para dar así una solución adaptada a cada situación, de esta manera podremos confeccionar el contrato de arras de forma más adecuado.

En Tú Property in Spain redactamos todos nuestros contratos con arbitraje notarial, de esta manera ofrecemos no solo la garantía de que nuestros contratos han sido revisados por el departamento jurídico, si no que en el eventual caso que surjan desacuerdos ponemos a disposición de la parte compradora como vendedora asistencia jurídica sin coste adicional.

Esto nos permite dar soluciones con garantías, velando siempre por los derechos de nuestros clientes, ofreciendo los mismos recursos que si fuera para nosotros mismos.

Entradas recomendadas