Saber el valor de la vivienda es uno de los grandes quebraderos de cabeza de todos los propietarios. Todos sabemos cuánto costó nuestro piso cuando lo compramos, 130.000€ en 2007, 87.000€ en el 2000, el valor de las reformas que hemos realizado en la vivienda, tanto durante su tiempo de uso como en vista a venderla.

Lógicamente, todos esperamos recuperar lo que invertimos tanto en el precio de compra como en cualquier reforma integral o parcial que hayamos hecho.

Pero hay que preguntarse, ¿es correcta esta apreciación? Como siempre la respuesta va a depender de ciertas circunstancias.

Vamos a ponernos en la piel del tasador, ya sabéis, estos profesionales del sector que evalúan el valor catastral y de mercado de la vivienda de cara al préstamo que el banco va a concedernos para comprar una vivienda.

Un tasador, para calcular el valor de la vivienda, mide varios parámetros

  • Zona en la que está construido
  • Año de construcción
  • Los metros cuadrados de la vivienda
  • Si tiene ascensor o no
  • Si cuenta con anexos (garaje, trastero)
  • El estado de conservación (tuberías, electricidad, paredes, techos, carpinterías interiores y exteriores)
  • Extras: calefacción, aire acondicionado
  • Otras: urbanización, piscina, vistas

Además de todos estos valores hay otros elementos que influyen en el valor que puede alcanzar tu propiedad, como la construcción de nuevas viviendas alrededor, la demografía de tu barrio y sus características (ya no sólo si está en el centro o cerca de él, que son también factores importantes, sino además si cuenta con servicios de iluminación y transporte público, estado del alcantarillado), y no deja de ser importante el edificio, su fachada, estado de la escalera.

Esto quedará muy claro con un ejemplo para Alicante: 2 casas de 66 metros cuadrados, 2 habitaciones, 1 baño, salón,cocina y 1 balcón, ambas sin ascensor, pero una situada en Carolinas Bajas y la otra en Virgen del Remedio.

El precio de la primera vivienda estará en torno a 45.000€, mientras que el valor de la segunda alrededor de 25.000€.

En Los Ángeles un fenómeno similar, una vivienda estará de una finca sin ascensor, construida en los años 60 su precio será el mismo si está reformada que sin reformar (aunque según su estado, su precio de mercado puede bajar en relación al precio de mercado).

cuanto vale una casa

Es por ello que muchas veces puede ser interesante invertir en reformar o redecorar la vivienda, ya que aunque no le aumente su precio, sí que ayuda a que pueda venderse a precio de mercado.

Por otro lado una reforma o un proyecto de homestaging la hacen destacar frente a otras viviendas de las mismas características, y por tanto, que se venda antes.

Siempre te recomendaremos que si quieres un análisis preciso del precio que puede alcanzar tu vivienda pidas una valoración profesional. Y si lo que quieres es sacar el mejor precio en el mercado, no dudes en preguntar por proyectos de reforma expréss o homestaging.